Cómo limpiar la superficie de tu piscina de forma realmente sencilla

A nadie le gusta tener que ponerse manos a la obra para limpiar la superficie de la piscina, pero siempre llega un momento en el que es necesario.

Las labores de mantenimiento se pueden reducir y simplificar de manera significativa gracias a la instalación de una cubierta de piscina, pero incluso así, hay ciertos procesos de limpieza que se tienen que tener en cuenta. Al fin y al cabo, la superficie puede ensuciarse durante las horas de baño y siempre tiene que estar limpia.

La limpieza de la superficie del agua de tu piscina

¿Cómo limpiarla de una forma realmente sencilla? Hay muchos métodos por los que puedes optar para limpiar, pero algunos pueden resultar un poco complejos.

En las próximas líneas simplificamos el proceso a fin de que puedas limpiar la superficie de la piscina sin que te tengas que complicar más de la cuenta. Ya verás cómo acaba siendo un sistema de limpieza asequible que te dejará satisfecho.

Primero haz una revisión de la piscina

¿Por qué se ha ensuciado tanto la piscina? Esa es una buena pregunta que deberías plantearte en el momento en el que vayas a limpiar la superficie. Porque quizá, si sabes la respuesta, te será mucho más fácil llegar a realizar el mantenimiento posteriormente.

Sería un buen momento para revisar que no haya árboles que puedan haber crecido demasiado, otras plantas o para asegurarte de que los alrededores de la piscina y los bordes están limpios. Porque al final, si hay suciedad, todo acaba afectando al agua antes o después. Una revisión rápida te evitará mucho trabajo posterior.

Como solemos recomendar, una cubierta de piscina es el método ideal para evitar que los agentes externos como el viento o los insectos acaben dentro de la piscina. Un método idóneo para mantener tu piscina limpia más tiempo pero también para asegurar la zona.

Conoce nuestros modelos de cubiertas telescópicas.

Ideales para ahorrar energía y mantenimiento.

Si te queda alguna duda, pregunta al experto.

Utiliza el skimmer de piscina

Sin complicaciones: el método tradicional. Vas a necesitar el skimmer de toda la vida, la red con su palo que te permita llegar a cualquier rincón de la superficie de la piscina.

Lo más recomendable es que comiences a retirar los restos y la suciedad que esté más visible y en una mayor cantidad. Piensa que seguramente siempre se va a mover un poco y que acabarás yendo poco a poco a por todos los elementos contaminantes que encuentres. Hazlo poco a poco y sin movimientos bruscos que puedan provocarte dolor de espalda.

No se trata de acabar en unos pocos minutos, sino de tener la seguridad de que la piscina ha quedado limpia y que la superficie está preparada para que sirva de nuevo como zona de baño. Por lo tanto, no trates de abarcar tantos residuos con cada movimiento y ve retirando toda la suciedad con paciencia.

superficie sucia de una piscina

Limpia las paredes

El palo telescópico que hayas estado usando con la cabeza de red del skimmer, ahora lo tendrás que usar de nuevo, pero en este caso con el cepillo. Piensa que, si no limpias las paredes de la piscina, seguramente en pocas horas te encuentres con que la superficie vuelve a estar sucia.

Por lo tanto, pasa el cepillo por las paredes, concéntrate en las grietas y en cualquier posible lugar donde haya bacterias, y sigue limpiando hasta que creas que todo ha quedado limpio. Si hay alguna zona de las paredes que parezca limpia, no dudes en pasar el cepillo también, ya que hay muchas ocasiones en las que la suciedad no se aprecia con facilidad. Siempre será mejor prevenir que curar.

Haz una limpieza final

Ahora puedes optar por dos opciones dependiendo del tipo de equipamiento que tengas a tu disposición. Lo más recomendable sería que pusieras dentro de la piscina el robot para limpiar el fondo, puesto que se ocuparía de ir tragándose toda la suciedad que encontrase. Como has limpiado las paredes, habrá restos que se irán al fondo o que quedarán en la superficie, pero este tipo de máquina podría llegar a limpiarlo todo sin problemas.

Si no tienes uno de estos robots o no te planteas la opción de comprar uno, tampoco tienes que preocuparte. Puedes activar el sistema de filtrado de la piscina o antes hacer otra pasada con el skimmer de red y así volver a asegurarte de que no queda ningún tipo de residuo.

Es importante que recuerdes que este proceso, aunque sea muy sencillo y no requiera un esfuerzo demasiado alto, se debe llevar a cabo de forma frecuente para que así tu piscina siempre esté limpia. Eso evitará que tengas que invertir en tratamientos de choque y que el agua llegue a contaminarse de una forma que impida poder usar la piscina durante el tiempo que tardas en dejarlo todo limpio.

Disfruta de la piscina todo el año gracias a los consejos de nuestros expertos de Cubriland.

experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO

¿Tienes dudas sobre cubiertas de piscinas? Pregunta al experto ahora:

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.