cuidar tu jardín en invierno

Cómo cuidar tu jardín en invierno: sigue los mejores consejos

Sin duda, el jardín es una parte más de la casa. Una zona fundamental en la que pasamos grandes momentos tanto en verano como en invierno. Plantas, adornos, piscina, sillas, mesas… son muchos los elementos que forman parte de la zona exterior y que debemos cuidar durante todo el año.

Durante el verano, cuidar el jardín es mucho más sencillo porque se pasa más tiempo en él, ¿verdad? Por el contrario, en los meses de frío, es más complicado. Sin embargo, es igual de importante mantenerlo y cuidarlo en esta época para que podamos disfrutar los meses de calor en el jardín.

En este artículo, vamos a hablar de los mejores consejos para cuidar el jardín en invierno y algunos trucos infalibles. Pues tanto por estética como por utilidad, es interesante que también dediques tiempo a cuidar la zona exterior y de jardín durante los meses más fríos del año.

Además, aunque en invierno las temperaturas no acompañan para pasar mucho tiempo en el jardín, hay otras cosas que sí puedes hacer. Pues el frío, las bajas temperaturas y las inclemencias del tiempo son factores que influyen directamente en su cuidado y mantenimiento.

Proteger las plantas

Este paso es muy importante para que tus plantas y flores más delicadas no mueran. Como sabes, hay plantas que soportan mejor que otras las bajadas de temperatura. Pero, no por eso, hay que dejarlas morir. Pues lo interesante es cuidarlas de forma correcta.

Para ello, es interesante utilizar invernaderos para proteger las plantas y flores más sensibles al frío. Existen diferentes tamaños, formas y estilos de invernadero. Por lo que es sencillo escoger uno que se acople a tus plantas y distribución. Para obtener la misma función, también puedes cubrir las plantas delicada con un plástico o lona. Esto depende de los gustos o preferencias.

Para protegerlas, también es esencial que se disminuya la frecuencia de riego. ¿Por qué? Pues en esta época tan fría, muchas plantas hibernan, necesitan menos nutriente y suele llover más. Por lo que no es aconsejable regar frecuentemente a las plantas durante el invierno, ni en grandes cantidades.

Mantener la piscina

Este punto puede sorprenderte, pero las piscinas también hay que cuidarlas durante la época invernal. En cuanto a estética, mucho mejor si luce durante el invierno de forma clara y transparente. En cuanto a práctica, es mucho más sencillo poder utilizarla en verano si se mantiene durante todo el año. Y Para conseguir esto son muy útiles las cubiertas de piscina.

Además, es interesante poner en funcionamiento los elementos que funcionan junto a la piscina como la bomba o el filtro para evitar que se estropeen por el desuso. En definitiva, es interesante dedicarle un poco de tiempo también a esta parte de nuestro jardín.

Eliminar las malas hierbas

Si tienes flores o plantas en el jardín, revisa a diario si hay hojas secas o si han aparecido malas hierbas. Es interesante quitarlas para que quede más bonito y para que no influyan en el crecimiento del resto de plantas y flores.

No hacer esto puede ser una causa de enfermedades en el resto del jardín. Por tanto, es aconsejable revisar con frecuencia las plantas podridas, malas hierbas u hojas secas para que no molesten al resto. De esta forma, el jardín lucirá de una forma más ordenada.

Mantener el cultivo

Si en tu caso dispones de cultivo en el jardín, cuídalo también en invierno. Puedes revisar qué tienes plantado o qué has plantado hasta ese momento, y qué funciona. A veces hay que decidir qué se cosecha al siguiente año en función de qué ha ido bien y qué no.

Otro consejo muy útil es abonar el cultivo en esta época. De esta forma, se evita la pérdida de agua en el suelo o que se congele la tierra. Además aportará nutrientes y materia orgánica a la tierra, muy beneficioso a la hora de cultivar la siguiente temporada.

Disfrutar del jardín

Aprovecha los rayos de sol y los días más soleados para pasar ratos agradables en el jardín. Esta puede ser una forma distinta y divertida de relajarse junto a la familia, y aprovechar mucho más toda la casa. Pues esta zona es ideal para pasar buenos ratos todo el año.

Eso sí, es esencial tenerlo cuidado para que se vea bien y sea totalmente práctico. Descuidarlo significa que cuando se quiera utilizar habrá que hacer un mayor esfuerzo. Por lo que, la constancia y las tareas durante todo el año permitirán cuidarlo y tenerlo siempre a punto.