Última tendencia: Instalación solar térmica en piscina cubierta

Para disfrutar de nuestra piscina durante más tiempo, lo que buscamos es algún tipo de instalación que la proteja de las temporadas más frías o lluviosas. La respuesta nos la dan las cubiertas de piscina que permiten mejorar el baño y el mantenimiento durante todo el año. ¿La razón? Aguanta mejor el calor dentro del espacio de cubierta al hacer de efecto invernadero y, además, no dejan pasar el viento, la lluvia u otros seres poco deseables.

Ahora bien, te falta un último paso que es tendencia: una instalación térmica. Es lo que le falta a cualquier piscina cubierta para que proporcione su mejor rendimiento. Así, la piscina, que ya habrá mejorado su presentación gracias a la cubierta, alcanzará esa perfección que buscamos tener en el jardín.

Este sistema de instalación solar térmica se ocupará de captar la energía que se encuentra en los rayos del sol y llevarla a su interior con la intención de calentar la piscina cuando sea necesario. La parte que se ocupa de la absorción de la temperatura, también conocida como captadores, es de color negro y está diseñada para ser capaz de reunir la máxima cantidad posible de calor. Una vez dentro del almacenamiento del sistema térmico, otro componente, en este caso blanco, lo liberará. Ese calor se mantendrá almacenado y se podrá expulsar a voluntad para calentar la piscina.

¿Qué factores tener en cuenta antes?

Sabiendo que, por adelantado, ya hemos definido que la piscina a climatizar es una piscina cubierta, lo siguiente será valorar otros aspectos. Por ejemplo:

  • La profundidad que tiene la piscina
  • Su superficie total
  • La capacidad
  • El perímetro
  • Los meses del año en los que la vas a utilizar
  • El lugar del país en el que te encuentras.

Esto último es importante debido a las condiciones climáticas. Hay zonas donde un sistema de instalación solar térmica es más complejo por la ausencia de sol o por tener unas temperaturas más bajas de lo habitual.

También influye el espacio que tienes para la colocación de los captadores que se ocuparán de absorber los rayos del sol, así como el lugar en el cual los quieres poner. Antes de ponerse a trabajar en esta instalación, es recomendable visualizar cómo va a quedar todo o, al menos, hablar con un equipo de profesionales que puedan orientar acerca de ello. En Cubriland, por ejemplo, estamos habituados a dar este tipo de soporte y ayudar todo lo posible.

¿Por qué es recomendable apostar por la instalación solar térmica?

Esta tecnología ha llegado a ser la última tendencia no solo en las piscinas cubiertas, sino también como sistema de calefacción para distintas partes de las viviendas. Lo cierto es que la energía solar térmica es una de las principales recomendaciones que se realizan en la actualidad debido a una amplia serie de razones.

1.

Por ejemplo, el ahorro que se logra al reducir el consumo energético de otros sistemas de calefacción. No hay que olvidar que el suministro de luz solar es gratis, por lo que no hay que afrontar unos costes tan extremos como con otro tipo de combustible.

2.

No menos importante, en algunas regiones es posible beneficiarse de promociones y apoyos por parte del gobierno cuando se va a realizar una gran instalación de estas características. Conviene bien consultarlo para comprobar si existe opción a ello.

3.

Ante todo, eso sí, no hay que dejar de lado que, con la instalación de este tipo de sistemas, lo que estamos haciendo es apoyar al medio ambiente. No se produce ningún tipo de impacto negativo en el ecosistema y se aprovecha una energía totalmente natural. Eso, al mismo tiempo, implica que, además de apostar por un sistema de energía no contaminante, estás abandonando posibles alternativas que sí tenían un efecto negativo en el planeta.

La huella de carbono de este tipo de energía para calentar es mínima. La cantidad de dióxido de carbono que se emite a la atmósfera está muy por debajo de lo que ocurre con la quema de carbones fósiles, lo que también suma a la hora de colaborar con la protección del medio ambiente.

Si quieres conocer qué tipos de cubiertas puedes instalar en tu piscina, échale un vistazo a nuestro catálogo. Encuentra la que se adapte a ti:

¿Cuánto cuesta hacer una instalación solar térmica?

Depende de la superficie de tu piscina y de sus características, así como de los otros factores que te hemos mencionado en el inicio del artículo. No obstante, si haces cuentas, descubrirás que resulta una de las mejores decisiones que puedas llegar a tomar. Ahorrarás a corto y largo plazo, y notarás cómo el agua se encuentra siempre que lo necesites a la mejor temperatura.

Además, ten en mente que las instalaciones solares térmicas encajan muy bien en el entorno de la piscina y que complementan tu hogar de una forma atractiva. Las previsiones implican que dentro de unos años será el método de calefacción de agua y de viviendas más utilizado, por lo que optar por ello ahora resulta una idea muy recomendable.

No obstante, lo primero es lo primero: ¿cuentas ya con una piscina cubierta? Para recibir el apoyo que necesitas en la instalación de este tipo de sistema, te recomendamos consultar con los profesionales que trabajan en Cubriland, que sabrán resolver todas tus preguntas y te darán el presupuesto que necesitas.

Contacta con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o llámanos.