Cubiertas Para Piscinas en Madrid

 

Disfrutar de la piscina todo el año es un privilegio que Cubriland pone a tu alcance, y es que nuestra empresa está especializada en la cubierta para piscina, nuestros servicios abarcan desde la instalación hasta el mantenimiento. Gracias a nuestros servicios podrá disponer del agua completamente limpia y en perfecto estado para su uso los 365 días del año.

Además, debido a la cubierta de piscina tendrá una protección especial tanto para los niños del hogar como las mascotas y si decide climatizarla, podrá disfrutar de un buen baño en cualquier estación del año.

 

SOLICITA TU PRESUPUESTO HOY

Solicita tu presupuesto hoy mismo y en menos de 24h sabrás cuanto te costará tener tu cubierta instalada en casa.

 

La mejor opción para tu piscina es una cubierta

Cubriland está presente en todo el territorio nacional por lo que si dispone de una piscina en la ciudad de Madrid podremos prestarle el servicio necesario para realizar una cubierta perfecta. ¿Sabía que al instalar una cubierta de Cubriland está protegiendo a los suyos de los rayos solares nocivos? Y es que gracias al material con el que están realizadas nuestras cubiertas, aseguramos la protección UV solar, además esta protección va a proporcionarle el beneficio de aprovechar durante más días la piscina ya que se aumenta en un 5% la temperatura del agua. Estos son algunos de los beneficios de las cubiertas para piscinas.

Aquellas personas que recurran a la instalación de cubiertas para sus piscinas, ya sean altas para poder seguir disfrutando de la misma durante todo el año sin limitación alguna, o bien bajas, para proteger el agua y facilitar el mantenimiento, se aseguran de reducir sustancialmente todos los gastos que acarrea la misma. Con su uso se estará ahorrando en mantenimiento y los correspondientes cambios de agua que conllevan tener una piscina expuesta sin ninguna protección a la severidad de los cambios del clima. Asimismo, se estarán evitando daños que se pudieran producir en los azulejos por los cambios del clima, y es que las piscinas son muy sensibles a éstos.

Además, no sólo estaremos ahorrando en el largo plazo y aprovechando así el desembolso de dinero que supone tener instalada una piscina, sino que supone también una inversión en seguridad, pues se está limitando el acceso tanto de niños como mascotas, impidiendo de esta manera eventuales accidentes por caídas en la piscina.

Y no olvides que en Cubriland, realizamos la cubierta para la piscina a tu medida, es una buena manera de disfrutar de la piscina todo el año en perfecto estado. ¿Te imaginas disfrutar de un baño en la piscina mientras en el exterior hay una gran tormenta? Ahora puedes sentirlo gracias a las oportunidades que te ofrece Cubriland. Solicita información sin compromiso y comprenderás por qué somos líderes en el mercado de cubiertas de piscinas en todo el territorio nacional.

 

Disfrutarás todo el año con tu piscina

Son muchos los lugares donde hemos instalado nuestras cubiertas de piscinas, tanto en Alicante, Murcia, Valencia… y son muchos los hogares que han visto reducidos los costes de mantenimiento de la piscina al contar con menos materia en suspensión en el agua por lo que los filtros multicapa van a trabajar mucho mejor así como el sistema de sanitización va a necesitar una menor inversión de producto.  Por cierto, en las piscinas climatizadas hemos llegado a reducir la pérdida del calor en un 70% produciéndose un gran ahorro tanto de energía como de agua ya que se evita la evaporación de la misma.

Al ser Madrid una ciudad sin acceso a la playa, instalar una piscina se convierte en la opción escogida por muchos madrileños para poder disfrutar de un refrescante chapuzón en aquellos meses en los que el sofocante calor sólo puede ser mitigado con un apacible baño.

Ahora bien, la instalación de una piscina puede convertirse en una inversión que aprovechemos poco, sólo durante el período estival. Podemos considerar innecesario, por tanto, la instalación de una piscina si el disfrute de esta inversión queda reducido tan solo a unos pocos días en todo el año, sirviendo únicamente para la acumulación de polvo y suciedad durante el resto del tiempo. Esta idea cobra fuerza si tenemos en cuenta la dureza de los inviernos en la ciudad de Madrid. El disfrute estaría garantizado únicamente en los meses de junio a septiembre. Es por eso que cada vez más, se instalan piscinas cubiertas en Madrid prolongando así las temporadas de baño, no limitándolas únicamente a los meses más calurosos, sino beneficiándonos de la piscina durante todo el año, sin tener que preocuparnos por las inclemencias del tiempo que impidan el uso de nuestra piscina en las épocas más frías.