Cubiertas para piscinas en Plasencia

 

Se nos ocurren muchas maneras de disfrutar en Plasencia. Sobre todo, visitando su maravilloso conjunto histórico, declarado Bien de Interés Cultural. O también recorriendo a pie o en bicicleta sus sierras o el cautivador valle del Jerte. Pero, si tienes la gran suerte de vivir en esta zona de Extremadura y disponer de una piscina privada, cubrir la piscina en Plasencia es la fórmula para mantenerte en forma todo el año

Independientemente de la edad que tengamos, realizar ejercicio a diario o varias veces por semana es muy recomendable. Por otro lado, la natación es uno de los deportes más completos que hay, ya que nos aporta infinidad de beneficios. Así que, si vives en Plasencia y decides instalar un cerramiento sobre tu piscina puedes combinar la natación, con los paseos urbanos y las excursiones por la naturaleza para mantenerte en forma.

 

SOLICITA TU PRESUPUESTO HOY

Solicita tu presupuesto hoy mismo y en menos de 24h sabrás cuanto te costará tener tu cubierta instalada en casa.

 

Con una cubierta para piscina nadarás todo el año

El problema de tener una piscina descubierta es que el clima nos limita su uso exclusivamente a los meses de verano. Es cierto que en Plasencia los veranos son muy cálidos pero los inviernos son extremadamente fríos. La temperatura suele bajar de los 0 grados centígrados y las lluvias son abundantes.

Si cubrimos la piscina en Plasencia ponemos fin a estas limitaciones y alargamos notablemente la temporada de baño. Si, además de instalar cubiertas de piscina la climatizamos, entonces ya podemos practicar natación durante todo el año.

De esta manera, trabajaremos el cuerpo y la mente constantemente, mantendremos en forma los músculos y también la memoria e incrementaremos sin gran esfuerzo nuestra calidad de vida. La natación practicada durante todo el año hace que estemos más alerta y más equilibrados. Quemamos calorías con regularidad, hasta 600 cada hora, y el cuerpo lo agradece. De hecho, los expertos dicen que, en el agua, los músculos trabajan de cinco a seis veces más que fuera de ella.

Y es que, poder practicar natación todo el año en nuestra propia piscina no tiene precio. El cuerpo va haciéndose más resistente, ya que va aumentando poco a poco el grosor de nuestros huesos. Nos hacemos más elásticos y flexibles y nuestras articulaciones se ponen en forma. Ejercitamos el sistema cardiorespiratorio, resolvemos los problemas de columna, mejoramos nuestra circulación y, encima, nos relajamos.

¿De verdad sigues pensando que con nadar en tu piscina en verano es suficiente? Si decides cubrir tu piscina en Plasencia tu cuerpo, tu mente y tu espíritu saldrán beneficiados todo el año.

 

 

En Plasencia necesitas una cubierta de piscina

Las ventajas no serán sólo para tu salud y la de los tuyos. También ahorrarás tiempo y dinero, optimizando el mantenimiento de tu piscina. Por ejemplo, ¿sabías que perdemos cientos de litro cada mes a causa de la evaporación provocada por el sol? Un problema que se reduce a pequeñas cantidades si instalamos un cerramiento en nuestra piscina.

También reduciremos casi a la mitad el volumen de productos químicos que necesitamos para mantener el agua en condiciones. Por otro lado, una cubierta retiene el calor del agua y evita que se pierda durante la noche. El resultado es que su temperatura aumenta una media de 10 grados, con lo que podemos alargar enormemente la temporada de baño.

También evitamos que caigan residuos al agua, por lo no tendremos que dedicarnos todos los días a recogerlos. Tampoco habrá que pasar la aspiradora con tanta regularidad ni poner en marcha a diario la depuradora. Podrás invertir ese tiempo haciéndote unos largos o dándote unos chapuzones.

Y, otro aspecto importante, verás cómo se reduce la factura de luz. Ahorrarás en productos químicos pero también en energía. Si decides cubrir la piscina en Plasencia no necesitarás tanta calefacción para mantener la temperatura adecuada, ni tanta depuración para mantener el agua.

Por último, aunque no menos importante, ganarás en seguridad. Una cubierta para piscina evita caídas accidentales al agua de niños, de personas mayores y también de tus animales domésticos. Te garantiza una seguridad que no te la da ni una valla ni una lona. Y, por supuesto, el efecto estético no tiene parangón.