Consejos para el mantenimiento de la cubierta de piscina

Si has invertido en la instalación de una cubierta de piscina, lo que más te interesará saber en este punto es qué debes hacer para mantenerla en el mejor estado posible. Por ello, te recomendamos que sigas leyendo, ya que te vamos a dar los mejores consejos para el mantenimiento de la cubierta de tu piscina.

Es importante que apliques estos consejos y que así, de forma habitual, te asegures de que la cubierta se encuentra en unas condiciones perfectas. Eso evitará problemas con la misma y asegurará su durabilidad con el paso del tiempo.

1. Limpia la superficie de la cubierta

Como es lógico, la cubierta está en constante contacto directo con el exterior. Con el paso de los días se pueden llegar a acumular restos, suciedad y, por supuesto, agua procedente de la lluvia. Por suerte, no es un mantenimiento que debas hacer cada pocos días.

La cantidad de suciedad que se habrá acumulado dependerá, en gran medida, del tipo de cubierta que tengas. Tendrás que utilizar una escoba o un cepillo de piscina que te permita ir eliminando todos los restos, como hojas de los árboles, polvo o incluso plumas que puedan haberse caído de los pájaros.

Instala una cubierta de piscina y reduce las tareas de mantenimiento del agua de tu piscina
Solicita presupuesto para tu cubierta.

2. Revisa y limpia los rieles de la cubierta

Si tienes una cubierta automática, debes recordar que el sistema de rieles que se ocupa del movimiento de la misma es imprescindible que siempre esté en buen estado. Lo mejor sería que esta revisión y limpieza la hicieras cada dos o tres semanas, dado que así no habrá sorpresas.

La buena noticia es que esta limpieza de los rieles es sencilla: solo necesitarás usar la manguera para asegurarte de que no hay restos de nada.

A veces pulsamos el botón de abrir la cubierta sin fijarnos en si hay algún objeto sobre la misma que pueda producir una obstrucción. Lo mismo ocurre en el momento en el que la vamos a cerrar. Se trata de algo que podemos solucionar con facilidad fijándonos bien y que podría llevar a que la durabilidad del motor se mantenga en mucho mejor estado.

3. Abre la cubierta una vez al mes

Aunque te encuentres en un periodo del año en el que no estés pensando en utilizar la zona de baño, es necesario que abras la cubierta de la piscina de vez en cuando. La media más recomendable para garantizar que se mantendrá en el mejor estado y que no se acumularán gases, es de una vez o dos al mes. Teniendo un modelo automático es un proceso que no tendrá ningún tipo de problema.

Abre la cubierta al completo y déjala así durante un rato para que se liberen los gases que se hayan podido generar en el interior de la piscina. Eso marcará la diferencia y te ayudará mucho más de lo que imaginas.

Además de todos estos consejos de mantenimiento, también es importante que revises cada una de las partes de la cubierta de forma frecuente y que, en caso de notar algo extraño, te pongas en contacto con profesionales del sector para que podamos ayudarte.

img-cubierta-baja-abierta

4. Reparación por parte de un profesional

Además del mantenimiento regular que puedes hacer tú mismo, considera contratar a un profesional para realizar un mantenimiento más profundo de vez en cuando, especialmente si la cubierta tiene sistemas automatizados o características más complejas.

En el caso de necesitar una reparación profunda, no dudes en contactar con nosotros. Nuestro servicio de reparación de cubiertas se adapta a todo tipo de modelos de cubiertas y estado.

En nuestro departamento de reparación de cubiertas de piscinas estaremos encantados de poder atender todas sus consultas y darle el mejor trato y solución.

experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO

¿Tienes dudas sobre cubiertas de piscinas? Pregunta al experto ahora:

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.