Consejos de decoración de piscinas para bodas

Dicen que la boda es el día más especial de nuestras vidas; cuando dos personas que se quieren deciden unirse para siempre. Por eso, en un día tan importante y que será tan recordado por todos, es imprescindible cuidar cada uno de los detalles del evento. Si la celebración tiene lugar en un espacio abierto como un jardín y cuenta con una piscina, ésta será la clave. La piscina será el centro de todas las miradas y el plato fuerte del lugar, por lo que hay que saber decorarla para que llame la atención y vaya acorde con la ceremonia.

En Cubriland os traemos algunos consejos para que decoréis una piscina para una celebración, en este caso una boda:

Escoger los colores adecuados

En primer lugar hay que señalar que el color predominante en cualquier boda es el blanco, por lo que todo lo relacionado a la decoración tiene que ser de dicho color o de otros tonos que acompañen al blanco y resalten. Pero en todo caso, deben ser colores vivos y alegres, que inspiren vida o romanticismo, ya que son la base de una celebración de este calibre.

Para el centro de la piscina, sobre el agua, pueden ser muy útiles y resultonas las flores flotantes. Pueden ser flores blancas, rositas o rojas, que estén simplemente esparcidas por el agua o que sigan algún tipo de patrón, como hacer figuras o estar dentro de aros, por ejemplo. Es importante tener en cuenta que han de ser flotantes, no sirve cualquier flor, pues sino no dará el efecto deseado y la imagen no quedará tan bonita.

Algo que también resaltará mucho más que simplemente flores puede ser la simulación de ciénagas artificiales: pequeñas islitas de flores sobre una hoja grande. Esto también puede quedar muy bien, pues será más llamativo al tener un tamaño más grande y con más complementos.

Decorar piscina para boda con imaginación

Si la celebración es por la tarde o por la noche, se puede aprovechar la poca luz para jugar con las flores a modo de vela, pues crearán la misma sensación que una flor a plena luz del día pero con mucho más encanto, ya que las velitas crearán un clima más cálido, íntimo y acogedor.

El bordillo de la piscina es también muy importante y acompañará a la decoración del agua. Aquí se pueden poner velas o luces led. Será necesario mucha más cantidad que lo que pongamos en el agua, pues esta decoración ha de servir como elemento decorativo pero también para delimitar el borde de la piscina y saber en qué posición se encuentra.

Si queremos añadirle un plus y sacarle el máximo partido a la piscina podemos jugar también con las escaleras. A éstas se les puede poner unas telas blancas, con ramos de flores o lácitos, lo cual quedará muy elegante y hará resaltar mucho más la piscina.

Detalles bonitos para la pareja

Por último, se puede añadir ya sea fuera en el borde de la piscina o consiguiendo hacer formas con las flores en el agua, las iniciales de la pareja que se casa. Esto será un detalle mucho más personalizado y dejará un recuerdo muy bonito.

Como veis, la piscina es un punto fuerte en las celebraciones al cual se le puede sacar muchísimo partido si sabemos cómo hacerlo. Con estos pequeños consejos conseguiréis una decoración original y sobre todo muy romántica, para darle al evento un toque mucho más especial.