Cómo decorar una piscina con cubierta

Cómo decorar una piscina con cubierta

Las piscinas constituyen ese particular sueño en el que nos sumergimos tan pronto como tenemos ocasión. Las que están al aire libre son sinónimo de verano, sol y buen tiempo pero las piscinas cubiertas constituyen la posibilidad de que la temporada de baño abarque el año entero,  de ahí la importancia de decorar ese oasis del relax como es debido.

Quienes tienen la suerte de poder disfrutar de una piscina en cualquiera de las estaciones saben de la importancia  de acondicionarla de un modo adecuado para sacarle el máximo partido. Desde Cubriland y como especialistas que somos en la fabricación y colocación de cubiertas de piscina vamos a darte algunas ideas para que presumas de la piscina más chic de tu entorno:

  1. El interior, lo más mimado. Las mismas maravillosas tumbonas en las que tomas el sol en verano, van a servir para que te dejes caer  en ellas tan pronto salgas de tu piscina cubierta en los meses más gélidos. ¿Cómo? Instalándolas dentro de tu cubierta.

Leer un libro, escuchar música o simplemente  relajarte son algunas de las actividades con las que te deleitarás dentro de la cubierta de tu piscina, incluso en esos días de lluvia en los que te sumerjas en tus  pensamientos mientras ves cómo las gotas se deslizan sobre el vidrio.

Una original idea puede consistir, en el caso de que tengas sitio, en instalar tu  propio rincón chill out en tu piscina cubierta. Si eres de esas personas a las que les encanta estar a la última, no encontrarás mejor manera de decorar tu piscina cubierta que con camas extra grandes, incienso y velas aromáticas, puffs gigantes y bambú de la suerte…

Ahora bien, esta idílica escena no estará completa hasta que no suene la música que te haga desconectar y te permita compartir acogedoras veladas con los tuyos en este trocito de paraíso.

  1. El exterior también cuenta. Llega el invierno y te encanta recibir en casa la visita de familiares y amigos a los que enseñar tu encantador jardín. Eso sí, tu piscina está cubierta y puede que te parezca menos impresionante que en verano. ¿Qué puedes hacer? Muy sencillo, decórala también por fuera.

La idea no puede ser más sencilla pero el resultado llamará la atención. Unas cuantas rocas de jardín unidas a unos arbustos van a  darle frondosidad. Una pequeña palmera será el remate perfecto para prestar la mejor envoltura a tu cubierta de piscina.

¿Tu jardín es de esos en los que no paran las fiestas? ¿Quizá vas a celebrar tu boda el próximo verano? Decorar el interior de tu piscina cubierta con centros de flores puede ser la nota que marque la diferencia entre tu enlace y el resto.

Por último coloca velas alrededor de la piscina y vuestras iniciales flotando sobre el agua rodeadas por pétalos de rosas si quieres celebrar esa boda memorable de la que siga hablándose mucho, mucho tiempo después. Un lujo a tu alcance gracias a tu cubierta de piscina.