Tareas para mantener la piscina limpia

Mantenimiento de Piscinas: Guía práctica

A priori, pensar en mantener una piscina correctamente puede parecer un proceso tedioso y complicado. Sin embargo, y cuando leas este post lo confirmarás, se trata de todo lo contrario. Siguiendo los consejos que te exponemos a continuación y sabiendo las tareas a realizar, es muy sencillo.

El mantenimiento de una piscina puede llegar a ser un trabajo relajante y muy llevadero. Dejar lista la piscina para bañarse es tarea fácil con esta guía práctica. Te explicamos qué hacer para mantener limpias las piscinas, sin importar cuál sea el tamaño o la forma.

Disfruta al máximo de tu zona de baño, y tenla a punto siempre que quieras bañarte de forma fácil y rápida. Con este manual no será necesario contratar a una empresa especializada para conseguir un mantenimiento profesional de piscinas.

Cómo conseguir un mantenimiento para piscinas eficaz

Los primeros pasos para mantener una piscina limpia y a punto para bañarse dependen, sobre todo, de si está llena o vacía. Es decir, no deberás seguir el mismo proceso si pretendes mantener el agua que ya hay en la piscina durante la época de baño, que si quieres llenarla para empezar el verano.  

Por eso hay diferentes tipos de mantenimiento y limpiezas a tener en cuenta, que deberás hacer o no en función del estado de tu piscina. Estas tareas son limpiar las paredes de la piscina, llenarla correctamente, controlar nos niveles de cloro y ph, poner fin al agua turbia, posibles pérdidas de agua o problemas con el limpiafondos.

Te hablamos de cada una de estas situaciones de tratamiento de piscinas para que puedas resolver tus inquietudes relacionadas con la piscina y tus instalaciones de baño. Dependiendo de cual sea tu situación, deberás prestar atención a unos procesos u otros. Podrás realizar el mantenimiento de piscinas pequeñas como el de otras más grandes.

Mantenimiento de piscinas correcto

Mantenimientos piscina vacía

Como decíamos, si durante el invierno has decidido vaciar la piscina para llenarla más adelante, deberás seguir unos pasos previos y necesarios para poderla llenar. Es muy importante asegurarse que está lista para llenarla, y evitar un gasto innecesario de agua y tiempo.

Limpieza paredes de la piscina

Las paredes de una piscina, o también vaso, pueden tener incrustaciones o manchas que hay que quitar. Para ello, se pueden utilizar productos químicos limpiadores de paredes de piscinas.

Este tipo de líquidos desincrustantes hay que disolverlos en grandes cantidades de agua para después aplicarlo en las paredes y dejarlos actuar. Una vez hayan realizado el efecto y hayan quitado la suciedad pegada e incrustada, hay que aclarar toda la piscina con agua.

Revisiones previas a llenar la piscina

Una vez las paredes y la estructura de la piscina están a punto, hay que revisar que todos los elementos funcionan correctamente. Por tanto, hay que revisar las válvulas del filtro, aspiración e impulsión, el filtro, la bomba y los skimmers.

Estos elementos son indispensables para asegurar un correcto uso de la piscina. Por ello, es muy importante realizar un mantenimiento de los accesorios de piscina. Una vez sea seguro que funcionan bien, se puede llenar la piscina.

Llenado de piscinas

Una vez todo listo para comenzar a llenar, hay que poner la bomba a funcionar para que circule el agua. Es importante que, durante el proceso de llenado, y hasta que no esté totalmente lista, no haya bañistas.

Una vez esté llena, habrá que realizar una cloración inicial. Es decir, agregar el cloro (el rango debe estar siempre entre 0,6 y 1,5 mg/l) y comprobar los niveles del ph y del cloro. 

Una vez ambos datos sean correctos, la piscina estará lista para bañarse. Para más información sobre el nivel del ph de las piscinas, puedes leer este artículo.

Manual mantenimiento de piscinasManual mantenimiento de piscinas

Mantenimiento con piscina llena

Cuando la piscina está llena, también hay que tener en cuenta una serie de cuestiones y realizar un mantenimiento periódico. Hay algunas tareas diarias, y otras que podrán hacerse en un período de tiempo más extenso.

Se trata de pequeños trabajos que deben hacerse de forma rutinaria, pero que aseguran unas perfectas condiciones de los baños y evitar posibles irritaciones o efectos en la piel al bañarnos.

Controlar y corregir el ph

El ph es esencial para el tratamiento del agua y asegurar que el cloro hace correctamente su función y desinfecta. Por lo que su nivel debe ser correcto en todo momento, y debe estar entre 7.2 y 7.6.

Es óptimo que la piscina tenga el ph neutro (los niveles recomendados, entre 7,2 y 7,6). Si por el contrario se encuentra en niveles más bajos de 7,1 pueden irritarse los ojos y la piel. Mientras que si supera el 7,6 los productos químicos no harán su función. Por tanto, es necesario controlar y corregir el ph diariamente. En este artículo encontrarás mucha más información acerca del ph.

Por tanto, es necesario controlar y corregir el ph diariamente

Encontrarás mucha más información acerca del ph en este artículo:

Controlar el nivel del Cloro

Igual que ocurre con el ph, el cloro es necesario para evitar infecciones. Es importante revisarlo día a día, y repartir la dosis necesaria según los litros de agua. Al comenzar la temporada de baño hay que hacer una cloración de choque. También se puede suministrar el cloro en la superficie de la piscina.

Una vez agregado el tratamiento de choque y tengamos la piscina con cloro, hay que dejarlo actuar más o menos una hora y comprobar el nivel del cloro libre y ph. Siempre ajustando a los valores óptimos. Por lo que es recomendable suministrar cloro semanalmente, aunque dependerá del uso que se le de a la piscina.

Limpiar agua turbia

Si se le da un gran uso a la piscina, puede que el agua se ponga turbia o se ensucie fácilmente. Esto puede ser también porque falta filtración. Se recomiendan unas 6 u 8 horas de filtración al día. Este proceso puede dividirse en diferentes sesiones.  

Otra causa puede ser que el ph no está correcto. Por tanto, es importante revisar el nivel de ph y corregirlo siempre que sea necesario. Y, como recomendación, cuando haga el tratamiento de mejora, filtra el agua para que se disuelva mejor.

Otro problema, más grave, puede ser que el agua se vuelve verdosa. Esto se debe a la suciedad o a la acumulación de algas. Tenemos un artículo específico para resolver este problema.

Pérdidas de agua en la piscina

En ocasiones se puede dar que el agua de la piscina se evapora demasiado pronto, o quizá hay una fuga. Por tanto, hay que revisar y asegurar que no existe ninguna fuga. En caso de sí la huebiese, habría que llamar a un especialista técnico para que le de una solución.

Aunque esta pérdida de agua también puede deberse a la evaporación por el sol. Esto ocurre, sobre todo, en las piscinas al aire libre que están muy expuestas al sol. Pues en las piscinas con cubiertas, como estas, no suele ocurrir tanto.  Para comprobarlo, marca una línea por el nivel del agua y compruébalo unos 5 o 7 días más tarde.

Mantén tu piscina lista todo el verano

Con estas técnicas de mantenimiento de piscinas privadas, también para públicas, es muy sencillo mantenerlas limpias y listas para bañarnos. Pues tener una zona de baño y no poder disfrutarla en verano por estas causas es bastante molesto.

Con esta guía online podrás hacer un correcto mantenimiento de piscina y poner solución a cualquier inconveniente. Disfruta de tu piscina puesta a punto todo el tiempo, asegurando la calidad del agua. En comentarios podrás contarnos cómo solucionas tú estos problemas, o cuáles sufre tu piscina.