3 juegos de piscina para pasarlo genial

Los juegos de piscina son el entretenimiento más antiguo y más acertado que podremos encontrar. Además de refrescarnos, nos aseguraremos de pasarlo en grande y hacer mucho más ameno nuestro baño. Aunque hay multitud de juegos ya conocidos o que se nos puedan ocurrir en el momento, en Cubriland os traemos los tres juegos de piscina infalibles:

El juego más conocido que nunca defrauda: guerras de caballitos

Sí, las guerras de caballitos son el típico en todas las piscinas y playas, pero eso no hace que deje de ser divertido y nos lo podamos pasar genial con él. El juego necesita un mínimo de cuatro jugadores y no tienen número máximo, siempre y cuando sean pares. Cosiste en hacer parejas de dos, donde uno de los miembros de la pareja se sienta sobre los hombros del otro. Una vez estén todos los jugadores colocados como corresponde, el juego puede empezar. La gracia del juego reside en que cada pareja debe intentar derribar al resto de parejas sin ser ella derribada.

¿Y cómo se derriba? Simplemente intentando empujar a vuestros contrincantes hasta que caigan el agua. Así, las parejas se van eliminado una a una hasta que queda la pareja ganadora, que será aquella que no haya sido derribada en ningún momento. Es importante tener en cuenta que una vez la pareja haya caído al agua, ésta ha sido eliminada definitivamente, pues no hay posibilidad de recuperación.

Este juego emula, ni más ni menos, que los caballeros subidos en sus corceles intentando derribar a sus contrincantes en lucha. Por eso un miembro de la pareja actúa de guerrero y otro de caballo.

Un juego divertido y de mucha puntería

Otro juego infalible en la piscina es el del “Salto a la piscina”, aunque no tiene nombre como tal. Este juego consiste en hacer dos equipos y poner un flotador redondo dentro del agua. Los jugadores de cada equipo deberán ir saltando uno a uno, aleatoriamente, para intentar caer al agua pero metiéndose en el flotador. Es decir, caer al agua pasando justo por el agujero del flotador. Ganará aquel equipo que tenga más jugadores que hayan conseguido hacer diana en el agujero. Es un juego de puntería y además muy divertido, pues los jugadores intentarán lanzarse al agua de formas muy variadas y se darán situaciones muy graciosas. Este juego de piscina es la prueba de que a veces hace falta muy poco para pasárselo en grande.

Carrera sobre colchonetas

En este juego ganarán los más rápidos y los que más equilibrio tengan. El juego es muy sencillo: consiste en colocar una fila de colchonetas –una detrás de otra- a lo largo de la piscina, de un extremo a otro. Los jugadores deberán competir en una carrera, cuyo objetivo es el de atravesar toda la piscina por encima de las colchonetas sin caer al agua. ¡Parece sencillo pero no lo es en absoluto! En este caso ganará el jugador que consiga llegar al final, pudiendo haber empates si son más de uno los que logran esta peripecia. Es un juego que nos hará reír mucho, pues se verán caídas muy divertidas y los jugadores deberán elevar su ingenio para salir airosos de la situación. ¿Quién será el más rápido?

Con estos tres juegos de piscina podremos pasar un día de lo más divertido, poniendo a prueba nuestras capacidades físicas y dándole algo más de vida que a un mero chapuzón. Si no sabéis como entreteneros, podéis probar uno de estos tres juegos y dejar volar las carcajadas. ¡Os aseguramos que no defraudan y lo pasaréis genial!