Hasta dónde llenar la piscina

Si hace poco que tienes una piscina en tu propiedad, es posible que todavía te estés habituando a los conceptos que debes conocer para mantenerla en buen estado. Al fin y al cabo, no es lo mismo estar acostumbrado a ir a la piscina pública en verano, que tener la tuya propia. Una de las cosas que seguramente te hayas preguntado es: ¿Hasta dónde llenar la piscina?

Y aunque la respuesta te pueda parecer que es sencilla, en realidad, se trata de algo que tiene mucha más ciencia de la que podrías imaginar. De ahí que haya que explicar largo y tendido el concepto para que no cometas ningún tipo de error.

¿Cuánto se debe llenar una piscina?

Tanto si pones mucha agua, como si pones poca, se pueden producir daños en los diversos elementos que componen el sistema de la piscina. El mejor punto de referencia a la hora de cargar la piscina de agua son los skimmers, siendo estos los que marcarán la pauta de llenado.

El nivel del agua de la piscina debe llegar hasta la mitad (o punto medio) de la entrada del skimmer. Esto te garantizará que el sistema de depuración no sufrirá ningún tipo de desperfecto.

Cuando el nivel del agua supera el punto medio del skimmer, las partículas de suciedad se mantienen flotando y no son absorbidas de manera eficiente.

Si, por el contrario, el nivel del agua se encuentra por debajo del punto medio del skimmer, la fuerza de absorción o aspiración del sistema de depuración puede hacer que se produzca una especie de remolino y se absorba una gran cantidad de aire. Este exceso de aire en la bomba, no solo baja su rendimiento, sino que puede ocasionar grandes fallos o incluso que se produzca una fractura en la misma.

¿Por qué son importantes los skimmers en la piscina?

Los skimmers no solo te ayudan a tener una guía visual de hasta dónde llenar la piscina, sino que también son una de las partes principales que conforman el recorrido de la aspiración del sistema de la depuradora. A través de ellos se absorben todos los elementos o partículas de suciedad que se encuentran flotando sobre el agua.

Dentro de los skimmer hay una cesta que atrapa de manera efectiva los elementos más grandes, dejando pasar solo las partículas o elementos más pequeños de la suciedad. Algunos de los agentes invasivos más comunes que se quedan atrapados en la cesta son las hojas, ramitas caídas de los árboles o insectos.

Es importante que las cestas dentro de los skimmers se mantengan limpias para disfrutar de una fuerza de aspiración de primer nivel. Cuando se acumula la suciedad en ellas, disminuye la fuerza y la filtración no se hace de manera correcta, lo que solo podría ocasionar la proliferación de algas y cualquier otro microorganismo que se quede más tiempo del necesario dentro del agua.

Puedes conocer más sobre el mantenimiento de piscinas en nuestro blog y en concreto en este artículo con una guía práctica paso por paso. Nuestro reto es ofrecerte pautas para mantener tu piscina en perfectas condiciones.
Llena tu piscina de forma óptima

¿Qué puede suceder si el nivel de agua no es el correcto?

Cuando no se llena la piscina al nivel correcto, no solo habrá problemas de absorción, sino que se pone en riesgo todo el sistema de la piscina. En esta situación, al haber mayor o menor entrada de caudal de agua los elementos que lo conforman trabajan de manera deficiente.

En especial, cuando el nivel del agua es más bajo de lo requerido, el sistema se comienza a llenar de aire y provoca que haya un mayor esfuerzo para absorber el agua. Cuando eso ocurre, la bomba trabaja de manera forzada, lo que se refleja en los mencionados problemas en el resto de los componentes. Asimismo, puede producirse el sobrecalentamiento de los motores y derivar en que acaben quemándose. De pasar eso, te puedes imaginar que el gasto económico que supondría sería realmente elevado.

Aunque pueda parecer una tontería saber realmente hasta donde llenar la piscina es preciso para mantener la vida útil del sistema de depuración por mucho más tiempo, además de recibir los beneficios de una correcta filtración del agua.

¿Qué volumen de agua debe tener la piscina?

Otra forma de saber hasta dónde llenar la piscina es calculando su volumen de agua. La operación es muy fácil de realizar tanto si tu piscina es rectangular como redonda. Toma nota de lo que tienes que hacer:

  • Piscinas redondas: el volumen de agua es igual a multiplicar el diámetro de la piscina por sí mismo y multiplicarlo por la profundidad media y por 0,78.

  • Piscinas rectangulares: el volumen de agua lo descubrirás multiplicando el largo por el ancho por la cantidad que tenga tu piscina de profundidad media.

¿Cómo calcular la profundidad media? Lo que tienes que hacer es sumar la parte que sea más profunda de la piscina con la parte que sea menos profunda. Luego el resultado lo divides entre dos. Es muy habitual que la profundidad media de las piscinas que se instalan en los hogares sea de 1,5 m.

Antes de marcharte, recuerda que somos expertos en la instalación de cubiertas de piscinas. Con ellas, el baño será una experiencia todavía más placentera. Pregunta al experto aquí.

Gracias a poder cubrir tu piscina el agua va a estar protegida todos los días del año evitando la lluvia, el granizo, el frío así como la evaporación de la misma por el calor. De esta forma se pueden prolongar los días de uso y disfrute y… ¡puedes ahorrar en el mantenimiento de la piscina!
experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO

Infórmate sobre los tipos de cubiertas para tu piscina.

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.