¿Qué son las biopiscinas?

Si siempre te ha gustado el hecho de poder tener una piscina en casa, pero siempre te ha echado para atrás lo poco responsables que suelen ser este tipo de instalaciones con el medio ambiente, tenemos una buena noticia para ti. Las Biopiscinas son ya una realidad y, para muchas personas, la mejor opción para disfrutar de una instalación de agua en casa sin perjudicar al medioambiente.   Este tipo de piscinas son 100% ecológicas y sostenibles ya que se fabrican para que interactúen, en todo momento, con el entorno natural que haya a su alrededor. Además, cuentan con muchísimas ventajas, no solo en el mundo del medioambiente, si no también para nosotros mismos, ofreciéndonos una opción de baño mucho más saludable.   En este post os explicaremos un poco más a fondo qué es esto de las biopiscinas, en qué consiste el concepto y cómo podemos hacer para tener instalada una en nuestro propio jardín. Sin duda, una de las mejores opciones para mantenerse refrescado en verano y, al mismo tiempo, seguir cuidando de nuestro entorno.

¿En qué consiste una biopiscina?

La base de cualquier biopiscina es la armonía con la fauna y la flora local que rodee a la instalación. Así, en comparación con una piscina convencional, a la biopiscina no le harán falta ni productos químicos ni cualquier otro tratamiento artifical, necesario para mantener a raya a las bacterias y los hongos y garantizar la salubridad del agua.   Las biopiscinas tienen un sistema propio de filtrado y limpieza que pasa por utilizar plantas acuáticas y microorganismos para mantener a raya los gérmenes. La diferencia más grande de estas piscinas respecto a las tradicionales es que se dividen en dos áreas: por una parte, el espacio para nadar y refrescarse y, por otra parte, el espacio para las plantas.   La división de este tipo de piscinas es totalmente necesaria, sobre todo, por la comodidad de los dueños y bañistas, ya que si no tendrían que sumergirse en un agua llena de algas, plantas e, incluso, animales (ranas, insectos…).

¿Como funcionan este tipo de instalaciones?

Las biopiscinas funcionan de la siguiente forma. Utilizan las plantas para tratar el agua de forma natural. Estas plantas acuáticas se encargan de hacer la fotosíntesis y, a partir de ahí, producir biomasa. Esta biomasa, a continuación, será consumida por los microorganismos que, después de procesarla, la convertirán en sustancias de tipo inorgánico (agua, dióxido de carbono, sulfatos, nitratos y otras sales minerales).   A partir de este paso, el sistema se vuelve cíclico, ya que estas sustancias producidas por los microorganismos son también las encargadas de hacer crecer a las plantas, que serán las encargadas de mantener el agua limpia a través de un sistema de filtrado totalmente natural y muy económico.   Desde aquí, os animamos a todos los que os guste esta idea a instalarla en vuestras casas, ya que es una opción estupenda para ahorrar y ser respetuosos con nuestro entorno.