Cómo puedes escoger árboles que no dañen la piscina

Ahora que ya has instalado tu piscina en el jardín, seguro que, cada mañana, sales maravillado al exterior con la alegría de tener una zona de baño tan perfecta. ¿Pero puede ser mejor? ¡Es posible! Lo que necesitas es descubrir árboles que no dañen la piscina para crear un entorno todavía más vivo en el cual la diversión y las buenas sensaciones serán mayores.

Recomendaciones para escoger el mejor árbol de jardín con piscina

Antes de empezar a darte recomendaciones, toma nota de algo. Por mucho que puedas crear que cualquier árbol quedará bien en tu jardín, lo cierto es que hay distintos aspectos que debes tener en cuenta. No te dejes llevar por el primer impulso y piensa bien cómo vas a decorar el jardín.

Puedes consultar nuestro artículo sobre qué poner alrededor de la piscina para inspirarte con algunas ideas para disfrutar de tu jardín. Estas ideas y el árbol ideal para tu jardín será todo lo que necesites para disfrutar del próximo verano.

A continuación, tenemos unos consejos que te vendrán muy bien en tu camino para tomar una decisión sobre el árbol perfecto:

1.

Los árboles de tu región son los mejores

¿Por qué? Porque las especies autóctonas no tienen ningún tipo de problema en la adaptación. Son árboles nativos de tu región, lo que significa que están habituados a sus condiciones y que se les puede sacar el máximo provecho sin temor a que enfermen, que sufran plagas o que generen otros problemas.

Otra ventaja es que crecen mejor y aguantan de una manera más conveniente los momentos del año que pueden ser más duros para los árboles. Por ello, dividir las posibilidades y optar por una de las autóctonas, siempre es una buena manera de comenzar a elegir.

2.

Elige árboles pequeños o medianos

Si plantas un árbol que tenga tendencia a crecer en exceso, acabarás teniendo una sombra que convertirá tu piscina en un terreno poco deseable durante el verano. Porque un poquito de sombra, sobre todo concentrada en un lugar determinado del jardín, es bueno, pero que se cubra una gran extensión debido al crecimiento del árbol, eso no le gusta a nadie.

Por ello, es recomendable que selecciones un árbol que crezca de manera moderada y que no llegue a eclipsar tu jardín. Define una altura máxima y adáptate a árboles que no la superen.

solución hojas árboles es una cubierta de piscina
3.

Hojas, restos, frutos y todo lo demás

¿Qué actividad genera el árbol a lo largo del año? ¿Árboles de hoja perenne? ¿Existe riesgo de que tengas que estar retirando hojas de la piscina día y noche? ¿Se trata de árboles frutales? ¿Qué actividad puede tener respecto a seres vivos?

Hay muchas preguntas que acaban teniendo un efecto directo sobre la manera en la que el árbol se ajustará a la presencia de tu piscina.

No debes restar importancia a estos factores. Hazte con un árbol que te asegure que la caída de hojas no se producirá de manera masiva y que tampoco te tendrás que preocupar por frutos. Recuerda que va a ser una decoración para el entorno de la piscina y que lo más importante sigue siendo la zona de baño y no el árbol que plantes.

Si estás preocupado por las hojas, polen o frutos que puedan caer en la piscina, recuerda que la solución ideal es una cubierta de piscina.

El mejor mantenimiento y limpieza de tu piscina estarán garantizados con una cubierta.

Ahora que ya te has podido decidir a instalar una cubierta, si necesitas más información ponte en contacto con nosotros o lee más sobre nuestros modelos de piscina en el artículo sobre mejores cubiertas para piscina.

4.

Las raíces pueden ser un problema

¿Te podrías haber imaginado que las raíces del árbol que plantes podrían ser un problema? Lo cierto es que su crecimiento, si se realiza de una manera agresiva de manera horizontal, podrías llegar a tener problemas con el vaso de la piscina. Y, como expertos en piscinas, te podemos decir que puede ser un auténtico quebradero de cabeza.

Por ello, es conveniente que selecciones árboles cuyas raíces crezcan hacia abajo, hacia la tierra. Eso hará que no haya problema alguno. Además, si el árbol que seleccionas tiene unas raíces poco enérgicas, mejor que mejor, menos riesgos.

5.

¿Y si pones un árbol artificial?

No tienes que avergonzarte de nada si instalas uno. Lo cierto es que cada vez es una de esas tendencias que se están dando más por parte de multitud de personas.

No todo tu jardín tiene que estar lleno de árboles artificiales, pero los que selecciones para la piscina sí que lo pueden ser. El aspecto positivo es que nadie va a notar que son artificiales. En los últimos años se han desarrollado modelos muy atractivos y realistas que no tienen nada que envidiar a los reales.

Soportan la intemperie y emulan el aspecto real del árbol hasta el último detalle. Si quieres tener palmeras en la piscina, por ejemplo, es la mejor opción. Porque, al fin y al cabo, es complicado que una palmera sea un árbol que encaje con los rasgos autóctonos de tu localidad.

Y aunque sea un tipo de árbol que se amolda muy bien a condiciones extrañas, con uno artificial tendrás más ventajas, como no tener que preocuparte de insectos o de hojas caídas. 

No obstante, siempre tienes la opción de instalar una cubierta de piscina y ahorrarte estos problemas de caída sobre el agua.
experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO

Te asesoro sobre qué cubierta se adapta mejor a tu piscina.

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.