Cómo bajar el pH de la piscina de forma natural

Tener un nivel de pH elevado en el agua de tu piscina se puede convertir en un serio problema. Esto puede ocurrir por diversos factores y acaba siendo un obstáculo importante para disfrutar de una buena experiencia de baño. Por ello, un medidor de pH es clave en tu mantenimiento de piscina. El cloro y el ph son los componentes claves para un buen baño.

Así, si el agua de tu piscina tiene un pH que no se encuentra ajustado a los niveles adecuados, que son de entre 7 y 7,5 puntos, el pH neutro, deberías saber cómo bajarlo.

En las próximas líneas, te explicaremos varios métodos recomendables para conseguirlo, incluyendo los medios más habituales y alguna que otra alternativa que también te resultará muy bienvenida.

1.

Bajar el pH con productos químicos

Para muchos especialistas, el uso de productos químicos es la opción más rápida y eficiente para reducir el pH, así como la que ofrece un menor margen de error. Las dos opciones que os recomendamos utilizar son el bisulfato de sodio y el ácido muriático.

Su aplicación coincide en ciertos aspectos, por lo que os hablaremos de los dos en el mismo apartado. Entre estos dos químicos, recomendamos más el bisulfato de sodio, porque se vende en un formato que resulta fácil de manejar y poco peligroso. Ambos artículos los puedes encontrar en tiendas que estén dedicadas a las piscinas y el mantenimiento de las mismas.

Espera un plazo de alrededor 4 horas y vuelve a comprobar el nivel de pH. Si el producto químico ha hecho efecto, debería encontrarse en un nivel adecuado. Si todavía no se ha solucionado el problema, te recomendamos hacer otra prueba de pH un poco más tarde o directamente pasar a utilizar otro método de limpieza, pero esperando un periodo de tiempo prudencial hasta el siguiente intento.
Reducir el PH de la piscina
2.

Bajar el pH de forma natural

En otros artículos hemos hablado de cómo subir el nivel de pH en piscina cuando se requiere y, normalmente, acudimos a productos especializados del mercado. No obstante, te comentamos en las siguientes líneas algunas otras opciones para bajar el pH de forma natural.

Si no quieres usar productos químicos, otra de las posibilidades es que recurras a métodos naturales con los que también se puede solucionar el problema del pH. Uno de ellos se reduce a la simple tarea de calentar la temperatura del agua hasta que haya alcanzado un nivel elevado en el cual el pH se regule. La razón por la que se produce esta reacción es porque cuando el agua está caliente las sustancias químicas que afectan al pH se disuelven con una mayor velocidad.

Otra forma es controlando el pH y ajustando el cambio del agua de la piscina a los momentos en los que sea más recomendable. Además, podríamos usar un sistema de agua destilada para tener seguridad de que la piscina no tiene sustancias que aumenten el nivel del pH.

3.

Bajar el pH con un sistema de CO2

No es la opción más habitual, pero también podrías instalar un sistema de CO2 en tu piscina que te ayude a que el nivel de pH sea el más ajustado. Se comercializan en tiendas especializadas y hay distintos modelos entre los que elegir, incluso con propuestas que se ocupan de todo el proceso de manera automática. El dióxido de carbono se asegurará de que el pH esté estabilizado en todo momento.

El mantenimiento de piscinas no es complicado cuando encuentras la técnica que mejor funciona en tu piscina y en tu organización diaria. Descubre en nuestro blog muchos más consejos de mantenimiento sobre el ph del agua y mucho más.