Cómo hacer una cubierta de madera para piscina

¿Te has planteado el desafío personal de darle a tu piscina un estilo nuevo? En esta guía te enseñaremos lo que tienes que saber para aprender a cómo hacer una cubierta alrededor de una piscina de madera. Te vamos avanzando que no se trata de algo sencillo, pero si le pones ganas y esfuerzo, es posible que consigas una estupenda cobertura con estructura de madera.

No obstante, recuerda que siempre te recomendamos confiar en profesionales para llevar a cabo este tipo de proyectos en tu jardín. Así es como tendrás la máxima seguridad de saber que el resultado será bueno y, ante todo, de gran seguridad.

Ventajas e inconvenientes de las cubiertas de madera

Entendemos que, si estás interesado en una cubierta de piscina de madera, es porque el atractivo estilo rústico que te aportará es algo que valoras de una forma especial. Sin duda, se trata de un acabado especialmente atractivo que hace lucir más tu jardín.

Puede ser, además, un material económico y ligero, pero no siempre el más duradero. En algunos casos se pueden llegar a usar materiales alternativos, como acero inoxidable o aluminio. De hecho, desde Cubriland te aconsejamos que escojas materiales que sean más resistentes al paso del tiempo y a los distintos climas o temporales por los que pueda pasar tu cubierta.

Te gustará saber que aunque la estructura sea de aluminio, el acabado que podemos darle a nuestras cubiertas es similar al de la madera a través de texturas o colores similares. En nuestra web contamos con algunos ejemplos como el de la cubierta Malasia o el modelo Assen que adaptamos a tu gusto y espacio. Si quieres más información, pregúntanos directamente:

experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO

En Cubriland somos expertos en instalación de cubiertas de piscina. Dinos un teléfono y te llamamos.

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

Escojas la estructura que escojas, opta por una resistente y que, al mismo tiempo, tenga un diseño que te convenza. Te sorprenderías lo mucho que puede variar el estilo de tu jardín dependiendo del tipo de material que selecciones.

Comienza con la construcción de la cubierta

Lo primero que tienes que hacer es la estructura que forma la base de la cubierta. Quizá te podamos ayudar también con nuestro artículo sobre cómo escoger la mejor cubierta para piscina rectangular.

Como hemos comentado, es recomendable que no sea de madera, sino que utilices acero inoxidable o aluminio galvanizado. También puedes optar por una opción más barata y recurrir a un deck de madera que sea económico. Pero tendrás que reforzarlo con una cobertura impermeable, puesto que, de otra manera, tendrías problemas con el paso del tiempo. Al fin y al cabo, no olvides que esta estructura estará en contacto casi directo con el agua de la piscina y la lluvia.

Otro punto importante es que las medidas de esta estructura base siempre tienen que ser superiores a las del vaso de la piscina.

A partir de esos conceptos iniciales, puedes abordar los siguientes pasos.

construcción de la cubierta
1.

Pon el sistema de deslizamiento

La estructura va a necesitar un sistema de movimiento para que la puedas abrir y cerrar sin ningún tipo de problema. Según el uso que vayas a hacer de ella, puedes optar por cubiertas con o sin carriles.

En ese sentido, si utilizas carriles, opta por ruedas pequeñas en la parte inferior de la estructura de cobertura y haz unos espacios en los lados de la piscina que servirán para que instales el sistema de rieles. Si bien te puede parecer algo complicado, el proceso no es complicado para los profesionales o aquellas personas que ya estén acostumbradas al trabajo con estructuras o carpintería.

Los rieles se beneficiarán de las ruedas para que la estructura se desplace hacia los lados y que se abra o se cierre según tus intereses. Puedes encontrar más información sobre ello en nuestro artículo sobre cómo construir una cubierta móvil.

2.

Coloca la estructura principal de la cobertura

Si el acabado es de madera, escoge una buena madera resistente porque será clave en su mantenimiento posterior.

Toma las medidas de forma que no te quedes corto. Puedes usar tablones y plataformas de madera de distintos estilos, con un diseño y acabado que te guste. Ten en cuenta que la estructura de la cubierta pasará a tener un papel fundamental en la decoración de tu jardín, así que tienes que estar a gusto con el estilo que aportará.

La madera debe estar instalada sobre cada uno de los rieles para que se pueda llevar a cabo su desplazamiento. 

Este paso es sensible y requiere del máximo cuidado. Si tienes dudas sobre el funcionamiento de los rieles y el movimiento, lo mejor es que dejes el trabajo a profesionales:

¿Todo te parece demasiado difícil?

No te desesperes. Construir una cubierta de madera para piscina no es nada fácil. En el proceso pueden aparecer muchas dificultades y, lo último que quieres, es dejar el trabajo a medias. Eso llevaría a que incluso no pudieras usar la piscina, porque no sería del todo seguro.

Por ello, es mejor que no te compliques y que optes por confiar en profesionales que se ocuparán de dar forma al proyecto que tengas en mente de una manera exitosa. Pregunta al experto aquí.