Cómo saber por dónde pierde agua una piscina

Entre los peores momentos que puede vivir cualquier propietario de piscina, se encuentra aquel en el cual descubrimos que la piscina está perdiendo agua. ¡Que el pánico no se apodere de ti! Hay soluciones y te vamos a ayudar a que la encuentres.

Por lo general, hay que reconocer que es muy difícil llegar a descubrir por dónde pierde agua una piscina. Pero, lo cierto, es que solo es cuestión de ir revisando y descartando posibilidades. Por ello, hace unos meses te hablábamos en nuestro blog de la pérdida de agua mientras usas la piscina y, aunque de normal se trata de una pérdida leve y normal, en ocasiones la causa puede ser una fuga importante a tener en cuenta.

Esta fuga de agua puede estar sucediendo en alguna de las dos partes principales: en el vaso o estructura principal de la piscina o en las tuberías. Descubre, a continuación, cómo detectar estas fugas.

Fuga de agua en la estructura o vaso de la piscina

Llegar a saber por dónde pierde agua una piscina a nivel estructural tiene dos etapas, una más compleja que la otra. La primera es confirmar si la perdida de agua ocurre por algún fallo de la estructura, una grieta o una fisura en el vaso.

Para ello debes colocar el nivel correcto de agua, cerrar todas las llaves de entrada, es decir, las de los skimmers, el sistema de aspiración y el sumidero. Luego debes marcar el interior del vaso exactamente por la línea de flotación. Esta marca es posible hacerla con una cinta o un marcador resistente al agua y al cloro. La piscina debe estar sin uso ni movimiento durante 24 horas para poder hacer la verificación.

Si observas que el nivel del agua está por debajo de la marca, esto significará que la fuga estará en el vaso. En este caso debes esperar a que el nivel del agua se estabilice para descubrir a que altura de la piscina se encuentra el fallo.

La segunda etapa comienza cuando ya tienes claro el nivel por el cual se encuentra la fuga. A partir de ahí, hay que revisar minuciosamente para encontrar la fisura o grieta que la ocasiona. Dependiendo del tamaño y profundidad, puede ser un trabajo para un profesional o una reparación pequeña que tú mismo puedas hacer.

Perdida de agua en tuberías de la piscina

Fuga de agua en la estructura de tuberías

Esta situación se puede resolver más fácilmente que en el ejemplo anterior. Si el problema está en las tuberías, se tratará de un proceso más simple. Llegarás a la conclusión de que el problema está en las tuberías si has descartado que la fuga esté en el vaso. Así, si el nivel de agua no bajó, la única opción que te queda es la de las tuberías.

Esta es la fuga más común en las piscinas y su solución, como decimos, es sencilla, tanto que tú mismo puedes llevarla a cabo. Si observas que el nivel del agua quedó justo en la boca del skimmer, coges una manguera y la intentas llenar con él. Si no funciona, se confirmará que la fuga está ahí.

Si el agua queda a nivel de la boquilla de aspiración del limpiafondos, debes taponar la boquilla y llenarla completamente para confirmarlo. Si el nivel baja, habrás descubierto que la tubería está rota o que tiene una grieta que está provocando la fuga.
En el caso de que el nivel del agua no tenga ninguna coincidencia con alguna de las boquillas, abre la válvula, coloca la llave selectora en modo de filtración y enciende el motor. Si el nivel del agua comienza a bajar, la fuga estará en las tuberías de impulsión.

También es muy útil revisar cuidadosamente todas las uniones de las tuberías. En ocasiones, lo que ha ocurrido es que la sujeción del PVC ya ha llegado a su final de vida útil. En ese caso, simplemente tienes que cerrar las válvulas necesarias, desenroscarlas, vaciarlas y secarlas muy bien, retirar los restos de pegamento y aplicar una nueva capa.

Esta acción es esencialmente la misma para cualquiera de las otras fugas en piscinas provocadas por las tuberías. La única diferencia se encuentra en que, en vez de retirar los restos de pegamento, vas a cambiar la pieza de tubería que esté dañada. Se recomienda hacer la reparación, dejar secar muy bien y luego, un día después, comprobar si se ha solucionado la fuga o no. Luego ya podrás volver a poner todo en orden para continuar disfrutando de la piscina sin seguir sufriendo ninguna pérdida de agua.

Si ocurriera de nuevo en un breve espacio de tiempo, se recomendaría que consultases con un profesional para que hiciera una revisión completa de tu instalación.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar tu piscina, lee nuestro artículo sobre el mantenimiento de piscinas a través de tareas diarias o semanales. En él descubrirás, además, que las cubiertas de piscina son tus mejores aliadas para proteger la estructura, sistema de filtrado y el agua de piscina de los agentes externos.

Si quieres información sobre cubiertas de piscina, pregunta al experto:

experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO
Solo necesito tu nombre y un teléfono y me pondré en contacto contigo para informarte de lo que necesites saber acerca de cubiertas de piscina.

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.