Cuánta agua pierde mi piscina mientras la uso

Es posible que te hayas fijado en cómo tu piscina, cada vez que la usas, pierde agua. Y, si no lo has hecho, fíjate y apreciarás que es cierto. Aunque hay quienes no le dan mucha importancia, en realidad sabes que el agua de la piscina es valiosa y que, ante todo, es recomendable tener conocimiento completo de todo lo que ocurre dentro, fuera y alrededor de la zona de baño. Por lo tanto, la pregunta es, ¿Cómo descubrir cuánta agua pierde la piscina mientras la usas?

Para responder, podemos abarcar esta pregunta desde distintos frentes. A continuación, nuestros expertos han reunido las explicaciones más útiles que te ayudarán a entender mejor qué ocurre a diario con tu piscina.

1.

Pérdida de agua por evaporación

El agua no se reduce mágicamente, sino por una serie de procesos. El más inevitable es la evaporación del agua. A diario pierdes agua en tu piscina debido a ello. Darte una cantidad exacta de pérdida por evaporación es prácticamente imposible.

Esto depende de varios factores, como es el caso de la región en la que vivas, la temperatura, la fuerza del viento o el nivel de humedad. Ya sabes que hay partes de España donde las condiciones del clima son radicalmente distintas a las de otras zonas.

No obstante, lo que sí te podemos decir es que hay una media de pérdida por evaporación de unos 5 mm. Es posible que pienses que no se trata de tanto, pero debes tener en cuenta que esta pérdida ocurre a diario. A lo largo de un mes, la media de lo que habrás perdido por evaporación será de 150 mm. Y, a eso, le tienes que sumar la pérdida de agua que se produce por otras causas de las que te hablaremos en las próximas líneas.

Lo que tienes que saber, por otro lado, es que las cubiertas de piscinas bloquean la pérdida de agua por evaporación en un porcentaje casi absoluto. Ese es uno de sus grandes beneficios.

¿Todavía quieres saber cuánta agua pierdes por evaporación? La prueba es fácil.

Pon un cubo con agua en una medida que tengas controlada y déjalo en la escalera de la piscina, de forma estable para que no se caiga con el viento. Al cabo de un día, comprueba cuál es la nueva medida en la que se encuentra el máximo de agua del cubo. Así sabrás cuál ha sido la evaporación diaria.

2.

Pérdida de agua por el uso normal

Sí, bañándote también se pierde agua. Y, por supuesto, es difícil saber cuánta exactamente. Para empezar puedes averiguar cómo calcular los litros de agua de una piscina como te indicamos en este artículo. Así ya conoces de dónde partes y cuántos litros abarca tu piscina.

Por lo general, el agua que se pierde mientras te bañas es por las salpicaduras y, por ejemplo, el agua que sale fuera de la piscina cuando subes la escalerilla saliendo de dentro. Una buena forma de recuperar esa cantidad de agua que se escapa es instalando un sistema de recirculación alrededor del perímetro de la piscina.

Eso sí, recuerda decirles a los niños la próxima vez, que se corten un poco con los saltos en bomba. Uno o dos son divertidos, pero cuando basan toda la diversión de la piscina en eso, lo único que se te pasará por la cabeza es el agua que estás perdiendo con cada bomba.

3.

Otras causas de la pérdida de agua

Desgraciadamente, hay otros factores que llevan a sumar cantidad de agua a la pérdida paulatina que se produce en tu piscina. Uno de ellos es el sistema de filtro, el cual realiza la función de centrifugado en algunos momentos con el objetivo de proceder a su limpieza. La mala noticia, es que cuando se lleva a cabo este proceso se están perdiendo muchos más litros de agua de lo que te gustaría imaginar. Tenlo en cuenta para contabilizarlo en los gastos relacionados con el consumo de agua.

Además, no descartes que tu piscina pueda tener algún tipo de fallo en la estructura, como alguna grieta o un problema en las tuberías que esté provocando una pérdida de agua. En otros casos el problema se puede encontrar en que la conexión con la bomba de agua no está bien ajustada. Por eso, siempre es necesaria una supervisión del estado de la piscina de vez en cuando. Lo puedes hacer tú mismo o confiar en profesionales como nosotros para que nos ocupemos de ello.

Si quieres proteger tu piscina de daños externos, pregúntanos por nuestras cubiertas de piscina sin ningún compromiso:

Las fugas de agua en la piscina pueden deberse, por tanto, a cuestiones más habituales o a problemas en su funcionamiento que debes arreglar para mantener el nivel de agua y no perder dinero.