Los mejores juguetes para piscinas

Hoy en Cubriland os traemos los mejores juguetes para piscinas. Con estas ideas que os proponemos no os faltará diversión ni entretenimiento mientras os deis un baño, además seguro que lo pasáis todos en grande. Lo mejor de esta lista de juguetes es que son tanto para niños como para adultos, por lo que no habrá nadie que se pueda aburrir en vuestra piscina. Tomad nota:

Cesta de baloncesto flotante

Es un juguete bastante recurrente pero muy divertido y eficaz. Consiste en una pequeña canasta de baloncesto hinchable que se coloca en el centro de la piscina. Así, todos los que participen en el juego tendrán que librar un partido de basket normal y corriente, tratando de encestar la pelota en la canasta. No es tan fácil como parece y eso hará que la diversión sea todavía mayor.

Portería hinchable

Del mismo modo que se puede jugar al baloncesto, también se puede jugar a balonmano o waterpolo. En este caso, se puede utilizar simplemente una portería para colocarla en un extremo de la piscina, o hacer el juego más completo con dos porterías, una a cada lado. La actividad es muy simple, tendréis que marcar un gol en la portería del equipo rival, variando las normas y reglas como os parezca, para animar a vuestra manera el juego. Un clásico que nunca falla.

Red hinchable

Siguiendo la estela de los deportes, una red hinchable también puede ser muy práctica para jugar al voleibol acuático y pasároslo en grande. Con ponerla en el centro de la piscina para dividirla en dos mitades será suficiente; a partir de ahí, que empiece el juego. Haced tantos equipos como queráis e inventaros vuestras propias reglas: la diversión está garantizada.

Aros sumergibles

Este tipo de aros son especiales, ya que se sumergen en el agua y no flotan, sino que se quedan sumergidos en el fondo. La gracia de este tipo de artículos es que se compren por packs de 3 o más, para crear formas debajo del agua y bucear dentro de dichas formas. Por ejemplo, algo simple sería una línea recta, un aro detrás de otro a modo de túnel, y el juego sería bucear por dentro de ese túnel sin tocar los aros. Esto se puede modificar en función a la cantidad de aros disponibles o la dificultad que se le quiera añadir al juego. Estos serían cuatro juguetes casi imprescindibles para tu piscina, pues siendo muy simples pueden utilizarse de diversas formas y darle un toque de diversión a la quedada. Y no sólo eso, sino que además de pasarlo en grande también haréis deporte, con lo cual son un acierto seguro. Con este pequeño apunte podéis tomar ideas para vuestras futuras tardes de piscina. No hace falta distinguir entre niños y adultos pues con estos juguetes todos tienen cabida para reír sin parar. Aunque también debéis tener en cuenta que para la piscina casi cualquier juguete puede ser útil: desde una simple pelota a cualquier colchoneta. La cuestión es saber sacarle el jugo a cada artículo y pasar un buen rato.