Cómo detectar fugas en la piscina de una manera eficaz

Saber cómo detectar fugas en la piscina es una de las cosas que siempre te vendrá bien. Si bien no es obligatorio que tengas que enfrentarte con este problema, la realidad es que es posible que, en algún momento a lo largo de los años, te veas en esta situación.

Por ello, te vamos a explicar todo lo que tienes que saber acerca de ello para que puedas tener tu piscina en perfecto estado.

Primeras comprobaciones sobre el estado de tu piscina

Hay distintas causas por las que se puede estar produciendo la fuga en la piscina, pero es importante que, antes de hacer revisiones más profundas, te asegures de lo básico. Y eso implica llevar a cabo una comprobación en el propio sistema de tu piscina, en las tuberías y en los distintos elementos del equipamiento. Al hacerlo, estarás evitando afrontar pruebas más complejas que quizá puedas evitar.

Para comenzar, echa un vistazo a tu sistema de filtrado. Esta zona es clave en lo relacionado con la aparición de fugas, siendo frecuente que muchas se concentren en sus distintas piezas. La buena noticia es que puedes hacer la comprobación de estos elementos de una manera sencilla. Tendrás que comprobar si la bomba, el clorador o el filtro, entre otros componentes, se encuentran en buen estado.

Si no encuentras nada que pueda evidenciar que tienes la fuga en la piscina, tendrás que pasar al siguiente paso y aplicar algunas de las ideas que te damos.

Será crucial que descubras si podría haber un problema en el circuito de tuberías interno al que no se tiene acceso fácilmente o si, por ejemplo, en realidad no hay una fuga, sino que estás sufriendo un proceso de pérdida de agua por evaporación.

A continuación te contamos más sobre el problema de la evaporación, pero antes, recuerda que al instalar una cubierta de piscina evitas duplicar tu trabajo de mantenimiento en la piscina. Las cubiertas protegen tu piscina de las complicaciones de tener una zona de agua al aire libre. Además, si escoges modelos telescópicos, puedes abrirlas o cerrarlas cuantas veces quieras.

Nuestra recomendación
Protege tu piscina con nuestras cubiertas
Si tienes dudas, puedes preguntar al experto.

¿El problema es la evaporación?

Hay varios sistemas por los que puedes optar para comprobar si lo que ocurre es que estás perdiendo agua por el efecto de la evaporación. No debería sorprenderte, ya que es una de las explicaciones más habituales.

Para salir de dudas, tendrás que utilizar el método del cubo, el cual se trata de un proceso casero que puedes aplicar con eficacia y de una manera simplificada.

Necesitarás un gran cubo de agua de unos 20 litros. Ponlo vacío dentro de la piscina en el segundo escalón de la misma. Ahora rellena el cubo de agua hasta que se encuentre equilibrado con el nivel de agua que hay en la piscina. Sin mover el cubo, utiliza cinta aislante para hacer una marca del nivel del agua que se ha quedado marcado dentro del cubo.

Lo siguiente que debes hacer es apagar la bomba de tu piscina. Desconecta también cualquier otra herramienta que puedas tener haciendo el mismo tipo de acción y asegúrate de que no hay nada activo en la piscina rellenando el agua de la misma cuando desciende de ciertos niveles.

Ahora espera 24 horas y deja el cubo cerca de la piscina en el exterior, para que se encuentre en las mismas condiciones. Cuando haya pasado este periodo de tiempo tienes que comparar el nivel del agua que haya en la piscina en ese momento y el nivel del agua que esté marcado en el cubo.

¿Qué ha pasado? Es posible que te fijes y veas que el nivel del agua haya bajado tanto en el agua de la piscina como en la cantidad que hay en el cubo. Si eso es lo que ha ocurrido, la explicación a tu problema es simple: se trata de un efecto de la evaporación. ¿Y si la piscina tiene menos nivel del agua que el cubo? En ese caso tu problema se encontrará en la piscina, donde no habrá duda de que tienes una fuga.

nivel de agua en la piscina

A continuación, lo que puedes hacer es poner en práctica un sistema sencillo con el que puedes llegar a saber dónde está el problema de la fuga. Para ello, tienes que encender la bomba de la piscina y dejarla encendida durante otro periodo de 24 horas. Cuando compruebes el estado al día siguiente podrás apreciar qué ha ocurrido. Si en ese momento el nivel del agua se encuentra en mejor estado, significará que tu fuga se está provocando en las tuberías o en el sistema de filtrado. Debería ser lo primero que revises a fondo.

Si quieres proteger tu piscina de daños externos, pregúntanos por nuestras cubiertas de piscina sin ningún compromiso:

experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO

Resolvemos tus dudas sobre cubiertas de piscina.

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.