Cómo quitar el verdín de las paredes de la piscina

El correcto mantenimiento de tu piscina te evitará muchas situaciones incómodas, como encontrarte con que las algas se van apoderando poco a poco de la estructura y el agua. Pero si ha llegado un punto en el cual el color del agua ha cambiado y el vaso se ha quedado impregnado de algas, lo que necesitarás será aprender cómo quitar el verdín de las paredes de la piscina.

Tratamiento contra el verdín de la piscina

Presta atención a las recomendaciones que te vamos a hacer, ya que con ellas podrás tener tu piscina en el mejor estado y eliminar esas molestas algas que te persiguen. Distintos medios y canales para dejar el agua de tu piscina perfecta.

1.

Reúne las algas con floculante

El floculante es un producto químico que ayuda a reunir las algas en la superficie con la intención de que sea fácil proceder a su retirada. Después de usarlo, deja que el agua circule durante dos horas y, a continuación, espera al día siguiente para que el floculante haya hecho su efecto. La limpieza de las algas será mucho más sencilla de lo que puedas imaginar, pudiendo usar distintos métodos para su retirada. Lo mejor es un aspirador compatible que te permita acabar rápidamente con las algas.

2.

Haz un tratamiento de cloro

El cloro es uno de los enemigos naturales de las algas. Es conveniente que lo utilices siguiendo las indicaciones y teniendo en cuenta que el uso del cloro solo forma parte de un grupo de maniobras más complejo que tienes que realizar en conjunto. El problema del cloro por sí mismo es que no se trata de un sistema precisamente rápido. Después de aplicar el tratamiento, tendrás que esperar alrededor de 3 días para que haga su máximo efecto y puedas ver los resultados.

3.

Cepillado de la piscina

Todo lo que puedas cepillar por ti mismo, será trabajo que ahorrarás a los productos químicos que pondrás en la piscina o a cualquier otra iniciativa que estés utilizando. Tienes que asegurarte de que se trata de un cepillo del material necesario y con el cual puedas conseguir buenos resultados. Haz movimientos vigorosos y comienza limpiando las algas que hay en las esquinas, ya que a medida que cepilles la estructura cada vez será más complicado limpiar con precisión.

cepillado-piscina-limpieza-verdin
4.

Ajusta el pH del agua

Hay muchas razones por las que el agua sufre la aparición de algas. Una de ellas se encuentra en que el nivel de pH no se encuentre ajustado de una manera conveniente. Hay varios productos químicos que te permiten obtener un resultado muy inmediato en el ajuste del pH. Si te quieres asegurar del estado en el que se encuentra el pH, solo tendrás que usar un kit de prueba como los que, seguro que ya has utilizado en otras ocasiones, puesto que se trata de un elemento fundamental.

El cloro y ph son dos de los elementos estrella que debes mantener en sus niveles adecuados. Recuerda que los niveles de cloro o ph incorrectos pueden afectar y mucho en el tono del agua.

5.

Comprueba el estado del filtro

Otro de los posibles problemas se encuentra en que el estado del filtro no sea el más conveniente. Quizá se haya echado a perder con el paso de los años debido a contaminantes o restos de algas y otros elementos. Por lo tanto, lo que hay que hacer es limpiarlo o cambiarlo por uno nuevo.

Para ser respetuosos con el medio ambiente, lo que siempre se recomienda es limpiar el filtro en la medida de lo posible en vez de sustituirlo. Para ello, te recomendamos utilizar ácido muriático diluido.

6.

Utiliza alguicidas

En el caso de algas que estén más ancladas a la piscina o que sean de una resistencia y gravedad superiores, lo que necesitarás será recurrir a un químico de mayor fuerza. Este es el caso de los alguicidas, un tipo de producto mucho más extremo y agresivo. Hay distintos modelos y variantes dependiendo de cuáles sean las características de tu piscina. Asegúrate de las recomendaciones de los expertos de tu tienda especializada para saber qué alguicida le iría mejor al estado de tu piscina.

Recuerda dejar que pasen 24 horas en las que solo hayas puesto el alguicida y ningún otro compuesto químico.

Además, ten en cuenta que el uso de este producto puede generar algunas reacciones, como una espuma visible en el agua. Y quizá incluso no sea suficiente para algunas de las algas más resistentes, por lo que deberás combinar el uso del alguicida con otras de las recomendaciones que te hemos dado a lo largo de esta guía.

En algunos casos más extremos, será necesario un tratamiento de choque y vaciar la piscina para limpiarla a fondo y llenarla de agua limpia.

Para cualquier otro consejo, recuerda que contamos con guías de mantenimiento en nuestro blog.