Estos son los parámetros correctos del agua de tu piscina

Mantener el correcto estado de tu piscina es imprescindible para que la temporada de baño se pueda disfrutar de una experiencia más que satisfactoria. Pero no siempre es fácil conocer todos esos parámetros o, en ocasiones, lo más común es conocer los más extendidos, pero no todos ellos.

En las próximas líneas te explicaremos cuáles son todos los parámetros que tienes que revisar siempre en tu piscina.

Los parámetros más importantes de piscina

Para comenzar, los dos parámetros más fundamentales en lo que se refiere a la gestión del agua de la piscina son el nivel de pH y el del cloro. En lo referente al pH, te tienes que asegurar de que se encuentra en un nivel entre 7.2 como mínimo y un máximo de 7.6. Eso hará que tengas la garantía de que no habrá ningún riesgo en lo que se refiere a la estabilidad y limpieza del agua.

En el caso del cloro, también hay que evitar que se encuentre fuera del nivel de regulación. Este tiene un mínimo de 1.0 y un máximo de 1.5 ppm. Si se produce un descontrol en el nivel del cloro, lo que ocurrirá es que, entre otras cosas, dejará de hacer la función que se espera de esta sustancia.

Una forma de evitar este problema de descontrol de los parámetros es mejorar el mantenimiento de la piscina y evitar que se cuelen agentes externos como el viento o los insectos en tu piscina. Para ello, las cubiertas de piscina son la mejor solución de protección, seguridad e higiene de piscinas.

Protege tu piscina con una cubierta de piscina.
Descubre nuestras opciones de cubiertas telescópicas para ti.
Si te queda alguna duda, pregunta al experto.

Estos parámetros también afectan a la calidad del agua de tu piscina

Hay factores de la piscina que tienes que tener bajo control porque influirán en distintos elementos, como el pH mencionado en el apartado anterior.

Así, por ejemplo, tienes que saber que el ácido isocianúrico está en su nivel correcto y que no se desestabiliza. Lo que ocurriría en ese caso sería que el pH se descontrolaría, así que hay que hacer lo posible para que no ocurra. Dicho esto, el nivel al que se tiene que encontrar este ácido es de un total de 35 ppm.

También tienes que asegurarte de que los metales en el agua, principalmente cobre, no superan una tasa de entre 0,3 ppm como mínimo y de 0,6 ppm a nivel máximo. En el proceso de análisis de la piscina, asegúrate, por otro lado, de que los fosfatos se encuentran ajustados por debajo de los 200 ppb como tope.

Toma nota, además, de la alcalinidad. Tienes que analizarla y descubrir si se encuentra entre un mínimo de 80 ppm y un máximo de 120 ppm. Si está por debajo o por encima tendrás que tomar medidas para ajustar la alcalinidad, dado que de otra manera acabaría afectando al uso de algunos de los productos de desinfección.

Como puedes ver, son muchos los aspectos que tienes que analizar. La principal dificultad es que todos ellos son relevantes, así que no puedes dejar ninguno sin revisar. A todos los que ya hemos mencionado también debes añadir la importancia de mantener controlada la dureza del agua, la cual tiene que ser de alrededor 250 ppm a fin de no tener problemas. Y aún hay otros que son importantes, como la cloración salina, la cual tiene que estar entre 4.000 y 6.000 ppm o el bromo, en el que el nivel adecuado es de un mínimo de 3 ppm y un tope máximo de 5 ppm.

cuánto cloro se pone en la piscina

¿Cómo saber los parámetros del agua de mi piscina y qué hacer si están incorrectos?

Saber cuáles son los factores que tienes que controlar no es lo único que hay que hacer. Como es lógico, necesitas saber cómo comprobar el estado de estos parámetros. La manera en la que tienes que hacerlo es mediante los sistemas de análisis y control que se comercializan en tiendas especializadas. Encontrarás para la práctica mayoría de parámetros y aspectos del análisis del agua.

En algunos casos podrás usar sistemas de medición que te servirán, de manera simultánea, para descubrir el valor al que se encuentran varios parámetros. Esa es una manera excelente de ahorrar tiempo y de tener mejor controlada la condición de tu piscina.

A partir del punto en el que ya sepas si hay algún parámetro que no se encuentre afinado de forma adecuada, tendrás que actuar y poner en práctica el sistema pertinente para solucionarlo.

Como en el caso anterior, cada parámetro o elemento de tu piscina necesitará que hagas una cosa u otra, así que solo tendrás que personalizar el método de actuación dependiendo de la situación. Recuerda, sobre todo, la importancia que tiene mantener tu piscina bajo control para que no te llegues a encontrar con un momento de apuro.

Con una cubierta de piscina podrás mantener la limpieza de tu piscina durante más tiempo libre de agentes externos. Contacta con Cubriland para conocer lasopciones de cubiertas con las que contamos.

experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO

¿Tienes dudas sobre cubiertas de piscina? Pregunta al experto:

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.