¿Qué son las algas mostaza en la piscina?

Si eres propietario de una piscina es posible que, en algún momento hayas oído hablar de las algas mostaza. O podría ser que las estés sufriendo ahora mismo.En ambos casos, lo mejor que puedes hacer es seguir leyendo para que te informemos de qué son, qué supone su presencia en el agua y qué hacer para poder eliminarlas.

Las algas mostaza, unas algas temibles

Este tipo de alga no tiene nada que ver con las que aparecen normalmente en tu piscina. Su principal particularidad, así como el motivo por el cual la reconocerás, es porque su color no es verde, sino que resulta amarillo. El motivo de ello es el polvo que la forma, siendo un alga que se coloca sobre la superficie de la piscina y que la invade de una manera muy nociva.

Es justo su color amarillo lo que da nombre a esta alga que, por otro lado, hay que decir que procede del desierto del Sáhara. En el momento en el que entra en tu piscina, no tarda en desplazarse hacia el fondo y prácticamente hacia todos los elementos de la instalación. Se despega con facilidad, pero en vez de ser un rasgo positivo, lo que provoca es que sea más difícil eliminarla. El motivo de ello es que cada vez que se desprende se extiende con más presencia por toda la piscina.

Se pega en los lados, en el fondo, en los componentes que hay en la instalación y en todas las partes que están envueltas en la zona de baño. Lo peor de todo es que el alga mostaza tiene un alto poder de corrosión y, además, se desplaza con rapidez entre distintas piscinas. Desde el Sáhara llegada movida por el viento y es así también cómo va infectando piscina tras piscina.

Si tu vecino tiene algas mostaza, es muy probable que, si no proteges tu instalación con una cubierta, también vayas a sufrirla.

Las cubiertas de piscina protegen tu espacio de los agentes externos como el viento y evitan que éste arrastre consigo insectos, algas, hojas y mucho más. Una cubierta de piscina facilitará el buen mantenimiento de tu jardín.

Instala una cubierta de piscina y protégete frente a algas y otros peligros durante tu baño.

Dudas principales sobre el alga mostaza

Lo primero que es posible que te estés preguntando es si hay riesgos al bañarse en una piscina en la que haya alga mostaza. Aunque es obvio que no deberías hacerlo, lo cierto es que no existen riesgos para la salud. Así que si has descubierto el alga mientras te bañabas, no es necesario que te preocupes. Pero, como es natural, sí que tienes que tomar medidas para eliminarla.

Desgraciadamente, el alga mostaza es más resistente que las algas habituales que aparecen en la piscina. Uno de los motivos es que los productos que sirven para la eliminación de algas estándar no son efectivos contra este tipo e incluso los tratamientos de choque se quedarán cortos.

Por lo tanto, no recurras a los alguicidas que ya tengas en el jardín, porque no te van a servir. Si te preguntas cómo quitarte de encima las algas mostaza, te diremos que vas a tener que recurrir a un producto específico para este tipo de limpieza.

La buena noticia es que puedes encontrar estos productos para acabar con las algas mostaza en los comercios especializados en mantenimiento de piscina que seguro que conoces bien.

A partir del momento en el que tengas el producto, no te olvides que, antes de utilizarlo, tendrás que preparar la piscina. La idea es que hagas una limpieza a fondo y que así el alga mostaza no sobreviva. Sigue las indicaciones que te dejamos a continuación.

limpieza piscina algas mostaza

Eliminación del alga mostaza paso a paso

Antes de poner el producto tendrás que hacer un análisis del estado en el que se encuentra el agua. Como de costumbre, analiza tanto el pH como el nivel de cloro. Eso te permitirá saber si tienes que hacer más o menos ajustes y la forma en la que el alga mostaza ha afectado a la estabilidad del agua.

A continuación, comienza a limpiar y frotar todos los elementos de la piscina. No dejes nada sin que esté limpio e incluso profundiza en algunos componentes que puedan estar más ocultos.

Cuando ya hayas realizado una limpieza en profundidad y creas que todo está limpio, utiliza el alguicida especializado en algas mostaza y aplícalo al agua de tu piscina. Aunque dependerá del estado en el que se encuentre la instalación y del volumen de algas que hayas encontrado, no sería una mala idea que pongas el alguicida con un tratamiento de choque. Eso conseguirá que el efecto del alguicida se potencie de forma notable y que así la lucha contra el alga mostaza pueda elevarse con mayor efectividad.

Después de esto ya solo quedará encender el sistema de filtrado y esperar un mínimo de 24 horas y un máximo de 48. Tras eso haz un análisis del agua de la piscina para ver que se encuentre en buen estado y echa un vistazo a fin de comprobar que ya no hay ni rastro de esta alga amarilla.

Como ves, eliminar este tipo de algas puede resultar más complicado que eliminar otras algas de piscina que ya hemos comentado en el blog. No olvides poner la cubierta de tu piscina cada noche, porque cualquier golpe de viento puede acabar devolviendo el alga a tu piscina y que tengas que comenzar de nuevo.

experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO

¿Quieres saber más sobre las cubiertas de psicina? Pregunta al experto:

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.