Hay arena en mi vaso de piscina, ¿qué hacer?

Existen algunos problemas de mantenimiento que pueden aparecer en tu piscina, pero que haya arena en el vaso es uno de los menos habituales. Eso lleva a que sea más complicado saber qué hacer y cómo reaccionar para superar este obstáculo lo antes posible.

Descubre cómo podemos ayudarte con este problema, a continuación.

¿Qué es lo que ha pasado?

Lo primero que te tienes que preguntar es si tienes un filtro de arena. Si la respuesta es afirmativa, eliminar la arena va a ser una tarea un poco correosa, pero con una solución clara que te explicaremos en las próximas líneas.

En el caso de que no estés utilizando uno de estos filtros, la respuesta al motivo por el cual hay arena en la piscina puede ser diversa. Una opción es que se trate de arena cercana que ha sido movida por el viento y ha terminado dentro de la piscina, lo cual podrías evitar instalando una cubierta que protegiera la zona de baño cuando no la utilices. Otra opción es que no se trate de arena, sino de algas amarillas que tendrás que proceder a limpiar y eliminar.

En cualquier caso, las cubiertas de piscina te podrían haber ahorrado este problema dado que protegen el agua de tu piscina de agentes externos como el viento, las tormentas o los insectos.

Conoce nuestros modelos de cubiertas telescópicas

Protegerán tu piscina frente a agentes externos.

Si te queda alguna duda, pregunta al experto.

¿Qué hacer si la arena procede del filtro?

Lo primero será llegar a una conclusión clara de qué es lo que le está pasando a tu filtro. Lo más probable es que tenga algún tipo de daño y que tengas que repararlo. Para ello, comienza sacando toda la arena que haya en su interior.

Después de eso tienes que fijarte primero en si el tubo del filtro tiene algún tipo de daño. La rotura principal que se da en estos casos se encuentra en los laterales, puesto que hay una gran cantidad de ellos en el fondo del filtro y no es tan raro que, con el paso del tiempo, se agrieten. Su finalidad es evitar que la arena se mande a la piscina con el agua que ya está limpia, así que si hay alguno que falla es obvio que parte de la arena se escape (la cantidad de arena dependerá de la cantidad de laterales rotos).

La nota positiva es que comprobar si uno de los laterales está agrietado o roto no es complicado. Solo tienes que mirarlos uno por uno y lo detectarás en cuestión de segundos. Después lo único que tienes que hacer es cambiarlo con una pieza nueva de recambio y ya tendrás el filtro actuando de forma perfecta de nuevo.

¿Pero y si no son los laterales? Otra opción es que la culpa sea del tubo vertical. No es tan frecuente que el problema que tienes con la arena se deba a eso, pero si los laterales están bien, deberías hacer una revisión del tubo. Se trata del tubo que hay en el centro del filtro y que tiene una parte crucial en el funcionamiento del mismo. Haz lo mismo que antes, revísalo y mira si hay alguna grieta o rotura. Te decíamos que esto no es tan habitual porque el tubo vertical es muy grueso y resistente, así que se suele romper mucho menos.

Cuando ya hayas completado la reparación del filtro, tendrás que volver a poner la arena que necesita para que funcione de forma correcta. De todas formas, todavía te quedará un último paso: quitar la arena que haya en el agua de la piscina.

Ahora tienes que eliminar la arena

Comienza utilizando el cepillo y pasándolo por toda la piscina para levantar la arena que se haya depositado en el fondo. Posiblemente te hayas fijado en que hay más arena de la que podrías haber imaginado, motivo por el cual es muy importante que te esfuerces por concentrar toda la cantidad en el mismo lugar. Eso hará más sencillo el siguiente paso: aspirar la arena.

Una opción es utilizar un aspirador robot de piscina, pero si no tienes uno lo que puedes hacer es recurrir a un aspirador manual. Para ello, pon el modo multipuerto de la válvula en filtrar si tu filtro ya está funcionando de forma adecuada tal y como te hemos indicado antes. En ese caso, la arena regresará al filtro y podrás reutilizarla sin tener preocupación de ensuciar la piscina. Si estás eliminando la arena antes de arreglar el filtro, utiliza el modo opuesto para deshacerte de la arena definitivamente.

Luego solo tendrás que comprobar que el estado químico de la piscina está en buenas condiciones y así tener seguridad completa de que tu piscina será un lugar ideal para nadar de nuevo.
Para que no vuelva a ocurrir, consulta con nuestros profesionales la mejor forma de proteger tu piscina de agentes externos y ahorrar en las tareas de mantenimiento.

experto-cubiertas-piscina-cubriland
PREGUNTA AL EXPERTO

¿Quieres saber más sobre cubiertas de piscina? Resuelve tus dudas:

He leído y acepto los términos y condiciones de Política de privacidad

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Privacy Policy and Terms of Service apply.